LAS CUATRO SENDAS DEL CHAMÁN El guerrero, el sanador, el vidente y el maestro.

“Abuelo, Gran Espíritu… Tú has establecido que los poderes de los cuatro cuartos de la tierra se entrecrucen. Me has hecho andar por el buen camino y por el camino difícil, y el lugar donde ambos se cruzan es sagrado. Un día tras otro, para siempre jamás, eres la vida de las cosas.”

BLACK ELK, sioux oglala (Nerburn, Native American Wisdom)

Mi investigación ha demostrado que prácticamente todas las tradiciones chamánicas se basan en el poder de cuatro arquetipos para proponer una vida de armonía y equilibrio con el entorno y con nuestra naturaleza interna: el guerrero, el sanador, el vidente y el maestro.

Como cada arquetipo se sirve de las raíces míticas más profundas de la humanidad, nosotros también podemos conectar con su sabiduría.

Cuando aprendamos a vivir estos arquetipos dentro de nosotros, comenzaremos a sanarnos y a sanar nuestro fragmentado mundo.

Los cuatro principios siguientes, basado cada uno de ellos en un arquetipo, componen lo que llamo el cuádruple sendero:

1.Muéstrate, o elige estar presente. Estar presentes nos permite acceder a los recursos humanos del poder, la presencia y la comunicación. Ésta es la senda del guerrero.

2.Presta atención a lo que tiene corazón y significado. Prestar atención nos abre a los recursos humanos del amor, la gratitud, el reconocimiento y la validación. Ésta es la senda del sanador.

3.Di la verdad sin culpabilidad ni juicio. Decir la verdad sin emitir juicios nos hace ser auténticos y desarrolla nuestra visión interna e intuición. Éste es el camino del vidente.

4.Permanece abierto al resultado, no atado a él. La apertura y el desapego nos ayudan a recuperar recursos humanos como la sabiduría y la objetividad. Éste es el camino del maestro.

Cuando comprendemos estas experiencias universales, nos hacemos más capaces de respetar los diversos caminos que usan las diversas culturas para expresar estos temas comunes.

Aunque casi todas las tradiciones chamánicas resaltan el papel de estos cuatro arquetipos, es importante entender que son universales y están disponibles para toda la humanidad, sea cual sea su contexto, cultura, estructura y práctica.

En nuestra sociedad expresamos la vía del guerrero a través de nuestras dotes de liderazgo. Expresamos la vía del sanador a través de nuestras actitudes hacia nuestra propia salud y la salud del entorno. Expresamos el sendero del vidente a través de nuestra creatividad personal, y de nuestra habilidad para plasmar nuestros sueños y visiones en el mundo. Expresamos el camino del maestro a través de nuestra comunicación constructiva y de nuestra capacidad de informar.

Publicado por losnumerosylavida

Los Números y la Vida es una escuela de numerología karmica dirigida por Teresa Gómez, licenciada en bioquímica, astrología, tarot y numerología karmica.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: